09 diciembre 2008

Aprender de las mentiras del tabaco

(Fuente: El Semanal XL, NY Times; imagen:Elane.Stanford)

Una interesante exposición puede verse estos días, hasta el 26 de diciembre, en la Biblioteca Pública de Nueva York. Su título es "Ninguna tos en la cajetilla: las imágenes usadas por las compañías tabacaleras para ocultar los peligros de fumar".

La exposición, que puede visitarse virtualmente, recoge casi 5.000 anuncios de 1920 a 1954 de las principales empresas de la industria del tabaco. En ellos se ve cómo se valen de niños, médicos, dentistas, científicos, estrellas de cine o del deporte o... hasta de Papa Nöel, para utilizarlos de forma engañosa y manifiestamente falsa, y realizar afirmaciones con el fin de tranquilizar a la opinión pública basándose en la seguridad e inocuidad del tabaco. Otras manipulaciones de las industrias tabacaleras se encuentran bien descritas por el Dr. Stanton Glantz en el libro The Cigarette Paper.

Y el posible tabaco del siglo XXI, lo tenemos ya en forma de teléfonos móviles. Llevamos tiempo advirtiendo que debemos aprender de lo que sucedió en el pasado, para que la población no vuelva a tropezar sanitaria y monetariamente con la telefonía móvil como lo hizo con el tabaco, el amianto, etc. Desgraciadamente, la publicidad de la telefonía móvil comienza a parecerse sospechosamente a la del tabaco: niños, tranquilidad, familia,....

3 comentarios:

Anboto News dijo...

Gracias por las referencias que han dado pie a escribir esta entrada: Confíe es su 'experto'.

Un saludo

Oikos dijo...

Gracias por el gran trabajo que realizáis desde ANTENA NO-GETXO.
Felices Fiestas, aunque sean con radiaciones , esperemos que algún día no muy lejano podamos vivir libre de ellas.
Bon nadal i Feliç any Nou.
Oikos-Mataró

Andoni dijo...

Y una pregunta ¿se juzgó a alguno de los científicos que hizo campaña de manera masiva a favor del tabaco? lo digo por que con sus "opiniones" influyeron en mucha gente que terminaron muriendo de cancer por el tabaco, no me refiero a un científico que hizo un comentario, sino a aquellos que hicieron charlas de forma continuada, salieron en los medios de comunicación, hicieron estudios a favor de las tabacaleras, desprestigiaron estudios hechos de forma correcta, desprestigiaron a científicos serios, todos los que hicieron esto ¿han sido juzgados? me temo que no, por eso siguen pasando estas cosas, se juzgan a los quinquis pero no a los cabrones con corbata, a ver si aprendemos a distingir a los científicos de los sinverguenzas, aunque tengan un título universitario bajo el brazo, creo que en el futuro, esta gente debería ser juzgada como todo hijo de vecino.