12 junio 2007

Getafe prohibe nuevas antenas de telefonía móvil

(Fuente: Madridiario)

Menuda lección para el resto de Consistorios... El Ayuntamiento de Getafe va a prohibir la instalación de antenas de telefonía móvil en el municipio, y las que ya existen las va a trasladar a 6 monopostes a las afueras de la ciudad, lejos de lugares habitados.

El alcalde se ha comprometido, a instancias del Fiscal de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Emilio Valerio, a eliminar las antenas de los tejados de las viviendas del municipio, que estaban generando multitud de denuncias. El traslado de estas antenas al extrarradio tiene un plazo de 5 años.

Con la nueva ordenanza municipal se pretende regular el mapa de antenas en el municipio e impedir que siga la actitud de seguir instalando antenas donde, cuando y como quieren las operadoras (ejemplo claro de esto lo tenemos hoy en Valladolid). Esta actitud, sin llegar a demostrarse que sea peligrosa, sí que genera inseguridad en los vecinos, por lo que el alcalde ha decido tomar cartas en el asunto y ordenar el parque de antenas en el municipio.

A ver si cunde el ejemplo y más Ayuntamientos siguen la idea...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta no es la solución al problema de las antenas. Los 6 monopostes se verán obligados a emitir a mayor potencia (y pueden hacerlo legalmente, porque los valores límite son altísimos), y al final la exposición seguirá siendo alta, pero además mucho más alta para la periferia.
La solución es instalar multitud de antenas por todo emitiendo a una potencia mínima para crear una zona homogénea poco peligrosa.

ANTENA NO! dijo...

¿Multitud de antenas?.¿Seguro?.¿Y quién define los niveles "poco peligrosos"?. Esperemos que no sea el ICNIRP.
Ya hemos oído el argumento, que has expuesto, a las operadoras.
¿Es realmente la potencia el problema?. Creemos que primero está el problema de si pueden asegurar la inocuidad (la OMS ya dice que esta actividad no está exenta de riesgos). Después está el problema de dejar en manos de contratos privados el posible riesgo. Luego está el derecho de los que desean no ser radiados. Luego está el problema de las instalaciones que no cumplen con la Ley (distancias, licencias, normas de medio ambiente,...). Después está el problema de la incertidumbre científica: sólo están de acuerdo con que las emisiones tienen efectos térmicos, del resto no se dice nada. Luego está el del consumismo dirigido: las operadoras están abriendo el mercado incluso a los menores, sin saber la repercusión que ello puede tener sobre su salud y sobre sus vidas...
¿Potencia, entonces?. Desde luego, si se resuelven previamente todos los anteriores y se regula de forma ordenada la instalación de antenas... podríamos hablar de potencia. Eso sí, después de hablar de las frecuencias. Antes hay que solucionar la existencia de bajas frecuencias, catalogadas por la OMS como posibles agentes carcinógenos. Si poblamos la ciudad con multitud de antenas, como propones, las distancias con respecto a los emisores de radiación se reducen considerablemente y se incrementan los niveles de contaminación electromagnética, con todos sus efectos.¿O es que de lo invisible no nos preocupamos?. Creemos que también hay que tratarlos si nuestra sociedad también se preocupa por la contaminación lumínica.
Sabemos que la solución no es fácil, pero primero hay que reconocer que hay un problema (o muchos).

vecina afectada de a Getafe dijo...

Hola, siento tener que decir esto, pero la buena noticia de no permitir mas antenas y traslado a las afueras de las existentes , se ha convertido en carta blanca para las compañias de telefonia movil.Segun un funcionario de lincencias del ayuntamiento, la noticia que se dio desde el ayuntamiento y en boca del Sr Alcalde , fue una confusión por que se esta preparando una ordenanza municipal para poder dar lincencia a toda compañia que la pida . Según este funcionario , no solo es que no son perjudiciales sino todo lo contrario. Pero nosotros seguiremos con nuestra lucha.....Gracias.